Dayton+20: Bosnia-Herzegovina veinte años después del Acuerdo de Paz de Dayton

RMF 50
Octubre 2015
Veinte años después de la firma del Acuerdo de Paz de Dayton, en noviembre de 1995, las consecuencias del conflicto - incluyendo los efectos a largo plazo de los desplazamientos- se siguen sintiendo en los Balcanes occidentales. RMF 50 examina el caso de las personas que fueron desplazadas desde y dentro de Bosnia-Herzegovina como consecuencia de la guerra de 1992-95, y reflexiona sobre las lecciones que pueden extraerse de los éxitos y fracasos del AcuerdoRMF 50 consta de 20 artículos sobre "Dayton +20" y de cinco artículos "generales"
 

Opciones de lectura y descarga

RMF 50 está disponible en línea en español, inglés, árabe, francés, bosnio/croata y serbio. No obstante, debido a la falta de fondos, sólo estará disponible en formato impreso en inglés, árabe, bosnio y serbio.

Publicamos sin embargo, RMF50 Lista en pdf, un listado de contenidos ampliado de todos los artículos de esta edición de RMF. En el interior encontrará, por cada artículo: título, autor/es y su afiliación, unas frases introductorias y enlace al artículo completo. Está disponible tanto impreso como en línea en todos los idiomas de RMF. 

Si desea recibir copias impresas para su organización, distribución a colegas y agentes políticos o para su utilización en conferencias y talleres, puede dirigirse a nosotros a la dirección de correo electrónico rmf@ua.es.

Ayúdenos a difundir este número el máximo posible haciendo que circule por las redes, publicando enlaces, mencionándolo en Twitter y Facebook y añadiéndolo a sus listas de recursos.

Nos gustaría dar las gracias a Selma Porobic (Centro de Estudios para los Refugiados y Desplazados Internos de la Universidad de Sarajevo) y Erin Mooney (Proyecto de capacidad de protección de las Naciones Unidas/ProCap) por su asistencia en calidad de asesoras en el tema principal de esta edición. También queremos agradecer a Catholic Relief Services-USCCB, al Departamento Federal Suizo de Asuntos Exteriores y a la Oficina Regional del ACNUR para Europa por su apoyo financiero.