Rumor versus información

Lo fundamental para que los refugiados iraquíes resuelvan su futuro inmediato es el acceso a una buena información sobre el reasentamiento y el retorno.

Un estudio llevado a cabo en Jordania en 2009 1 muestra que la falta de información y transparencia contribuyen a una dinámica de desesperación entre los desplazados y agrava las condiciones que les llevan a dar crédito a rumores en la toma de decisiones sobre su futuro.

Los gobiernos regionales de Oriente Medio afirman firmemente que la integración local no es una opción para los refugiados iraquíes pero, según los hallazgos del estudio, las cuestiones sobre el proceso de adjudicación de reasentamiento, las condiciones en los países de reasentamiento y la realidad de los iraquíes que esperan su repatriación no obtienen respuesta. Los responsables de gestionar estas soluciones duraderas -ACNUR, OIM, embajadas y departamentos gubernamentales- son reacios a informar a los refugiados sobre tales temas, sobre todo cuando se trata de reasentamientos. Consideran que un mayor flujo de información podría conllevar desafíos a la hora de gestionar a la población refugiada y podría incrementar las solicitudes de reasentamiento fraudulentas. A pesar de las campañas de información masiva empleadas como herramienta para movilizar a comunidades de refugiados hacia su repatriación o a su integración local,2 esta estrategia  ha sido menos utilizada para informar sobre el reasentamiento.

Para las agencias que facilitan soluciones duraderas a los iraquíes de Oriente Medio, la información sobre los reasentamientos y sobre la repatriación no tiene la misma sensibilidad política. Si bien la información sobre la repatriación es sensible al hecho, aunque erróneo, de que podría poner en peligro al retornado, algunos consideran que la información sobre el reasentamiento amenaza potencialmente la integridad y la estabilidad del proceso de selección.

En concreto, las embajadas expresan su preocupación acerca de que un conocimiento detallado de las condiciones de reasentamiento en los distintos países entre los iraquíes les animara a hacer comparaciones y a buscar el ideal, a pesar de que los refugiados no tienen elección respecto al país al que ACNUR les enviará. Al mismo tiempo, ACNUR tiene la política de no informar a los iraquíes excluidos del proceso de reasentamiento.

Ofrecer información

Los iraquíes desplazados en zonas urbanas de Siria, Jordania y cualquier otro lugar de Oriente Medio tienen acceso a varios medios de comunicación y las familias se suelen reunir alrededor de la televisión para ver las noticias de su país. En un futuro próximo podrían aparecer anuncios en la televisión para mantener al corriente a los refugiados iraquíes sobre su opción de retorno. De momento algunas ONG han empezado a imprimir folletos y han creado páginas en Facebook para concienciar a los iraquíes sobre el programa de repatriación apoyado por el Ministerio de Desplazamientos y Migración iraquí.

La cuestión reside en si los refugiados iraquíes dan crédito a esta información cuando proviene de fuentes en las que tal vez no confíen, como el Gobierno iraquí o las agencias humanitarias de las Naciones Unidas. Aunque no existan campañas de información masiva en el contexto de los desplazamientos iraquíes que traten el tema del reasentamiento, el 80% de los encuestados en este estudio ha acudido a ACNUR, OIM o a alguna embajada para informarse sobre las condiciones en los países de reasentamiento y sobre el proceso en sí.

A pesar del número de iraquíes que han sido reasentados, muchos desplazados tienen un futuro inmediato incierto y así lo ha sido durante años. Circulan rumores entre las diferentes comunidades y no existen programas que traten de llegar a barrios urbanos para observar la dinámica cambiante de las preguntas de los refugiados sobre sus opciones de futuro.

Como ejemplos, durante las entrevistas en las que se basa este artículo, el 20% de los encuestados declararon creer o haber oído rumores de que es más probable obtener el reasentamiento cuanto más se exagera la historia en la audiencia de adjudicación. Los rumores que provocaban un mayor temor entre los refugiados iraquíes giraban en torno a las posibilidades de  interrumpir la ayuda y obligarles  a volver a Iraq. Casi el 40% de los entrevistados había oído rumores negativos sobre la vida de los iraquíes reasentados en los Estados Unidos. Varios entrevistados citaron rumores sobre maltratos a los retornados.

La principal fuente de información consistía en otros iraquíes desplazados de su comunidad, seguida de iraquíes que ya se han reasentado, que han sido repatriados o que se han quedado en Iraq. Como resultado, el conocimiento entre los entrevistados tiende a ser más exacto sobre temas extremadamente locales, como las condiciones en las calles de Bagdad, en zonas donde vivían familiares, o vecindarios concretos de ciudades americanas donde se han reasentado amigos; la información más general era menos exacta.

Servicio de información en un entorno urbano

No todos los desafíos a la hora de informar se limitan a entornos urbanos. En las directrices de protección en los campos de ACNUR se menciona muchos de estos desafíos.3 Sin embargo, el servicio de información a los refugiados en un entorno urbano requiere de una estrategia distinta a la empleada en los campos.

Las actividades informativas sobre reasentamiento pueden tratar de acabar con el hervidero de rumores en la medida de lo posible, difundiendo conocimientos a través de medios más privados; como sesiones de orientación, grupos de diálogo con informadores expertos y centros de recursos informativos abiertos a todos los iraquíes. Además de hacer más transparentes los detalles sobre los procesos de reasentamiento y las condiciones en los distintos países, las sesiones individualizadas con asesores o abogados también deben concienciar a los refugiados sobre los riesgos que conlleva oponerse al proceso estándar de reasentamiento.

Con comunidades de refugiados iraquíes divididas y a menudo lejos de las oficinas de ACNUR, son necesarias cuidadosas estrategias de divulgación y la difusa dinámica de las situaciones de los refugiados urbanos requiere de un esfuerzo en la difusión que supera la capacidad de ACNUR. Se necesitan campañas de información masivas pero tanto las ONG humanitarias, como de defensa tienen un importante papel que desempeñar a la hora de ofrecer información individualizada y a pequeños grupos. Las ONG humanitarias suelen tener un contacto regular con un gran número de iraquíes y pueden incluir en su estructura servicios de información. Los asesores de las organizaciones humanitarias pueden recibir nuevas consultas, así como distribuir detalles precisos sobre soluciones duraderas a un gran número de personas. Dichas ONG suelen colaborar con organizaciones lideradas por refugiados que pueden ser más conscientes de las necesidades de información y pueden divulgar detalles importantes de una forma más amplia que las ONG internacionales. Los grupos de defensa que desempeñan el papel de representantes oficiales en los procesos de adjudicación pueden estar mejor preparados para ofrecer consejos más directos y precisos a un número reducido de refugiados; dichos grupos también son buenos candidatos para solicitar una mayor transparencia por parte de los cuerpos internacionales que gestionan los procesos de soluciones duraderas.

Adam Saltsman (saltsmaa@bc.edu) es estudiante de doctorado en el Departamento de Sociología de la Universidad de Boston. En el verano de 2009 trabajó como investigador en la oficina internacional de CARE en Jordania.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no reflejan necesariamente las opiniones de CARE o de cualquier otra organización mencionada.

1 Adam Saltsman, ‘Facing an Uncertain Future: Improving CARE’s capacity to provide displaced Iraqis in Jordan with information on resettlement and return’  (‘Enfrentarse a un futuro incierto: Mejorar la capacidad de CARE para ofrecer información sobre el reasentamiento y el retorno a los desplazados iraquíes en Jordania’), Noviembre de 2009.

2 ACNUR ha secundado varias campañas de información en numerosos contextos rurales y urbanos de desplazamientos, como en Tailandia y en la región de los Grandes Lagos de África.

3 ACNUR, Operational Protection in Camps and Settlements: A reference guide of good practices in the protection of refugees and other persons of concern (Protección operacional en campos y asentamientos: Una guía de referencia de buenas prácticas en la protección de refugiados y otras personas de interés), Sección de Soluciones y Operaciones de Apoyo, División de Servicios de Protección Internacional, 2006. Disponible (en inglés) en: http://www.unhcr.org/448d6c122.html

 

Renuncia de responsabilidad
Las opiniones vertidas en los artículos de RMF no reflejan necesariamente la opinión de los editores, del RSC o del IUDESP.
Derecho de copia
Cualquier material de RMF impreso o disponible en línea puede ser reproducido libremente, siempre y cuando se cite la fuente y la página web. Véase www.fmreview.org/es/derechos-de-autor para más detalles.

facebook logo Twitter logo RSS logo

Forced Migration Review
Refugee Studies Centre
Oxford Department of International Development
University of Oxford
3 Mansfield Road, Oxford OX1 3TB, UK
fmr@qeh.ox.ac.uk  +44 (0)1865 281700
skype: fmreview