Innovación en los programas de vales

Los vales de efectivo ofrecen flexibilidad y permiten tanto el pago de las tasas escolares, como el de las necesidades básicas. Asimismo, permiten el empoderamiento de personas que, al vivir desplazadas, no tienen elección.  

El conflicto en Kivu del Norte está muy bien documentado debido al tipo de desplazamiento pendular creado, con familias que se desplazan una y otra vez entre localidades. En 2009 la ONG Concern Worldwide DRC promovió en la República Democrática del Congo (RDC) un nuevo enfoque mediante el cual no sólo proporcionaban artículos no alimenticios (como es habitual en la respuesta a los desplazamientos), sino también semillas, herramientas y materiales de apoyo para la educación primaria; empleando un enfoque de mercado basado en los vales de efectivo.

Para maximizar el potencial de empoderamiento, sólo los hogares más vulnerables tomaron parte en este programa y, dentro de ellos, las mujeres fueron las elegidas para recibir los vales. Así, podían comprar artículos a los comerciantes locales que se reunían en lugares seleccionados a modo de mercado, usando los vales a los que se les había dado un valor definido. Luego los comerciantes canjeaban los vales en Concern Worldwide por la cuantía correspondiente en efectivo. Además de a comerciantes, se invitaba a directores de escuelas a acudir a ferias donde cambiaban a los beneficiarios sus vales por recibos sellados por el pago de las tasas escolares durante un trimestre o parte del mismo. Concern también canjeaba esos vales.

De esta forma los hogares que recibían ayuda podían procurarse artículos no alimenticios como bidones, utensilios de cocina, etc. También podrían comprar pagnes (telas) de calidad, semillas mejoradas y herramientas agrícolas, además de pagar las tasas escolares para sus hijos. Por último, a la salida de la feria se les hacía entrega de mantas y jabón.

Impacto del proyecto

Mediante el programa -en marcha desde noviembre de 2008 hasta junio de 2009- se asistió a 8.402 hogares. Además de satisfacer las necesidades humanitarias de este vulnerable sector de la población, la iniciativa contribuyó a que 2.325 niños accedieran a la educación primaria.

Aunque la evaluación inicial no determinaba cuántas familias tenían niños en edad de estar escolarizados en la educación primaria, el 21% de los beneficiarios del programa pagaron tasas escolares, y el 28% lo hizo para más de un niño. El 43,7% de las tasas pagadas eran para niñas, lo que hasta cierto punto desacredita la idea preconcebida de que su educación no es una prioridad. Además, las familias entrevistadas comentaron que habían aprovechado esta oportunidad para pagar las tasas para todos sus hijos -a veces sólo para algunos de ellos- y declararon que tenían la intención de ahorrar dinero por otros medios para pagar el período que quedaba. La gente expresó su aprecio por este innovador enfoque, especialmente en un entorno en el que la educación no es un servicio gratuito para todos.

Los directores señalaron que el dinero recolectado se gastaba en material escolar (como libros y tiza), en la renovación de la infraestructura, el pago de los salarios a los profesores y en el alquiler. Los beneficios adicionales se utilizaban para facilitar la continuación del año académico, reduciendo el número potencial de suspensiones de clases y la necesidad de repetirlas debido a los largos períodos de ausencia de los niños cuyos padres no habían podido pagar las tasas en su momento.

Una evaluación independiente del programa 1 llevada a cabo por el Instituto de Desarrollo de Ultramar concluyó que la exitosa implementación de las ferias por parte de Concern, demuestra que "las organizaciones no necesitan expertos en vales de efectivo, sino más bien un equipo de trabajadores con talento que puedan utilizar sus destrezas en cuestiones como evaluación de emergencia y gestión de proyectos con el fin de introducir en sus intervenciones respuestas basadas en el dinero en efectivo". Los evaluadores recomendaron a Concern y a otras agencias que se plantean respuestas basadas en el uso de vales, las siguientes pautas:

  • Ofrecer suficientes opciones en las ferias: todos los destinatarios deberían tener acceso a los artículos prioritarios señalados en las evaluaciones.
  • Garantizar que los beneficiarios que no entienden el proceso puedan disponer de asistencia durante las ferias.
  • Garantizar que los precios de las ferias correspondan en gran medida a los de los mercados locales.
  • Incluir un número suficiente de comerciantes.
  • Utilizar los vales que tengan poco valor para permitir un gasto flexible.
  • Promover la innovación de manera responsable en las respuestas basadas en el uso de vales (ej.: mediante la inclusión de nuevos productos y servicios).
  • Incluir un sólido seguimiento cualitativo.
  • En las zonas donde sea una novedad, empezar con ferias más pequeñas.

El programa estuvo destinado tanto a los retornados como a las familias desplazadas. Aunque los beneficiarios eran en su gran mayoría retornados, la repetida incidencia de los desplazamientos hizo que esta metodología resultara igualmente apropiada para los desplazados. Estas familias suelen verse obligadas a considerar la educación como una prioridad menor, debido a la constante amenaza de futuros desplazamientos y a la alta prioridad de otras necesidades. Para muchas mujeres y sus familias esta intervención les supuso una gran oportunidad para comprar según sus necesidades individuales y para gastar sus limitados ingresos en otras cosas necesarias.

Kokoévi Sossouvi (kokoevi@gmail.com) fue gestora del Programa de Emergencias y Medios de Subsistencia de Concern Worldwide en la RDC hasta febrero de 2010. (Si desea ampliar información sobre el proyecto Concern, póngase en contacto con Peter McNichol en: drc.cd@concern.net. 2) La autora trabaja en la actualidad como gestora de un programa de recuperación económica en Haití con Mercy Corps.3

1 Evaluación en línea en: http://tinyurl.com/ConcernDRCvouchers

2 Concern Worldwide sigue desarrollando metodologías para el uso de efectivo y vales, con un valor demostrado  inestimable en la zona este de la RDC. También se emplean enfoques innovadores para satisfacer las necesidades humanitarias en otras zonas como Níger, donde Concern proporciona transferencias telefónicas de efectivo para ayudar a la gente que vive en zonas rurales a satisfacer las necesidades alimenticias de sus familias tras una cosecha fallida.

3 Con Merci Corps en Haití, están siguiendo el mismo enfoque utilizando teléfonos móviles en lugar de vales; a los beneficiarios se les entrega un teléfono móvil que dispone de una cartera electrónica que les permite hacer compras ingresando de manera instantánea el dinero en el teléfono del vendedor.

 

Renuncia de responsabilidad
Las opiniones vertidas en los artículos de RMF no reflejan necesariamente la opinión de los editores, del RSC o del IUDESP.
Derecho de copia
Cualquier material de RMF impreso o disponible en línea puede ser reproducido libremente, siempre y cuando se cite la fuente y la página web. Véase www.fmreview.org/es/derechos-de-autor para más detalles.

facebook logo Twitter logo RSS logo

Forced Migration Review
Refugee Studies Centre
Oxford Department of International Development
University of Oxford
3 Mansfield Road, Oxford OX1 3TB, UK
fmr@qeh.ox.ac.uk  +44 (0)1865 281700
skype: fmreview