Jóvenes desplazados en zonas urbanas de Kabul

Los jóvenes desplazados en Kabul están esperando a ver lo que sucede el año que viene en Afganistán antes de decidir si se deben desplazar de nuevo. Esto proporciona una ventana de oportunidad para desarrollar programas juveniles.

Los resultados de una reciente encuesta realizada a jóvenes desplazados (15 a 24 años de edad) en zonas urbanas de Kabul[1] sugieren que los jóvenes desplazados en Kabul quieren tener la oportunidad de desempeñar un papel más importante en el país como actores económicos y sociales, pero sienten que no se les da la oportunidad –o el espacio– para desarrollar su potencial. De las 2000 personas encuestadas, sólo 50 mencionaron tener planes de trasladarse de nuevo, y eran principalmente personas deportadas y retornadas de Europa que forman un subgrupo muy específico entre los jóvenes desplazados.

A corto plazo, los jóvenes desplazados en Kabul encuentran oportunidades donde pueden–con empleos precarios a nivel local, o en trabajos temporales, cíclicos y estacionales en Irán y Pakistán. Siguen siendo vulnerables y aislados económica y socialmente. Sin embargo, en lugar de emigrar al extranjero, parece que estuvieran en espera de ver qué sucede en Afganistán en el próximo año o en dos. Esto proporciona algo de tiempo a las organizaciones para tener un impacto en la educación, la formación profesional y la integración en el mercado laboral de estos jóvenes en general y, más concretamente, proporcionar opciones adecuadas para las jóvenes desplazadas.

Por el momento, el Gobierno de Afganistán y las organizaciones internacionales y nacionales están rezagados en cuanto al desarrollo de programas específicos para la juventud. Basándonos en nuestra investigación, recomendamos un enfoque de barrio para los programas juveniles, asistiendo a la juventud desplazada afgana en sus casas (especialmente a las jóvenes que necesitan generar ingresos mediante actividades realizadas desde el hogar) y en sus comunidades donde frecuentemente son marginados y carecen de redes sólidas o de representación.

Los actores interesados deberían utilizar esta oportunidad para a) desarrollar programas de capacitación adaptados a las necesidades de hombres y mujeres jóvenes desplazados, incluyendo programas comunitarios a nivel de barrio para actualizar la formación profesional, y b) abrir centros juveniles en la ciudad de Kabul donde los jóvenes puedan interactuar con los demás y buscar asesoramiento y donde las ONG puedan ofrecer capacitación más fácilmente.

 

Nassim Majidi nassim.majidi@samuelhall.orges Director de Samuel Hall Consulting www.samuelhall.org y candidato a doctorado en el Instituto de Estudios Políticos de París, Sciences Po, Francia.



[1]Jóvenes desplazados en las zonas urbanas de la ciudad de Kabul, investigación dirigida por Samuel Hall Consulting en Afganistán. El informe será publicado en 2014.

Ver también: Samuel Hall Consulting (2013) El futuro de Afganistán en la transición: evaluación participativa de la juventud afgana, comisionado por el Vice ministerio para la Juventud de Afganistán, PNUD, UNFPA y UNICEF. Disponible en inglés en: http://tinyurl.com/SamuelHall-Afghan-youth-2013.

 

Renuncia de responsabilidad
Las opiniones vertidas en los artículos de RMF no reflejan necesariamente la opinión de los editores o del RSC.
Derecho de copia
Cualquier material de RMF impreso o disponible en línea puede ser reproducido libremente, siempre y cuando se cite la fuente y la página web. Véase www.fmreview.org/es/derechos-de-autor para más detalles.

facebook logo Twitter logo RSS logo email.png

Forced Migration Review
Refugee Studies Centre
Oxford Department of International Development
University of Oxford
3 Mansfield Road, Oxford OX1 3TB, UK
fmr@qeh.ox.ac.uk  +44 (0)1865 281700
skype: fmreview