Elegir las soluciones de alojamiento en Somalia

Ofrecer a los futuros residentes de los alojamientos la posibilidad de elegir el estilo de la construcción y dejarles que participen en su construcción sirve para empoderarles y para que desarrollen sus aptitudes.

Los complejos retos humanitarios interrelacionados y multidimensionales a los que se enfrentan en Somalia exigen respuestas igual de complejas para poder impulsar la resiliencia de los somalíes. El Grupo Temático sobre Alojamiento de Somalia y sus socios han ofrecido históricamente asistencia humanitaria a las personas desplazadas recién llegadas. Pero desde principios de 2013 la seguridad en general ha ido mejorando progresivamente, lo que ha permitido que los miembros del Grupo Temático sobre Alojamiento se centren más en unas soluciones de alojamiento sostenible más duraderas para las personas que llevan largo tiempo desplazadas. El Grupo Temático sobre Alojamiento identificó la tenencia de la tierra, el urbanismo y el desarrollo laboral, el compromiso del sector privado y las soluciones sostenibles como los cuatro elementos claves a tener en cuenta.

La tenencia de la tierra es el más problemático, ya que hay más de 1,1 millones de personas desplazadas internas en Somalia que a menudo suelen vivir en alojamientos improvisados y corren un gran riesgo de sufrir desahucios forzados. En los centros urbanos por los que muchos se sienten atraídos, los actores humanitarios y de desarrollo han empezado a colaborar con sus homólogos del Gobierno en iniciativas de planificación para evitar la degradación ambiental y la creación de guetos.

Los socios del Grupo Temático sobre Alojamiento reconocen la importancia de invertir en soluciones de alojamiento también para los refugiados retornados y han tomado medidas para evitar las tensiones entre los retornados y colectivos de desplazados internos y los pobres autóctonos de las zonas urbanas. Esto conlleva una programación integrada íntimamente relacionada con el agua y las infraestructuras de saneamiento, y con la educación, la salud, la protección y el trabajo. Además es una gran oportunidad de colaborar con el sector privado de la construcción para que respalde un enfoque sostenible para los pobres de las zonas urbanas y para las poblaciones de desplazados.

La experiencia de Dollow

En Dollow, donde siguen llegando desplazados internos, una serie de amplias y largas consultas y la colaboración con las autoridades locales, los ancianos de la comunidad y la dirección del campo de desplazados han permitido identificar a las familias más vulnerables de allí y de la comunidad de acogida para fomentar la cohesión social. Las autoridades locales garantizaron que se pondrían tierras a disposición de los desplazados internos beneficiarios y que los acuerdos de tenencia de tierras les salvaguardarían contra los desahucios, aunque no se les permita vender o transferir la propiedad.

En un programa dirigido por un miembro del Grupo Temático sobre Alojamiento de Somalia se construyeron prototipos de alojamientos de diferentes tipos con presupuestos similares y se informó a los beneficiarios de sus diferentes características. Luego se les permitió elegir un tipo de refugio en función de sus necesidades y preferencias. Cada uno de los tres prototipos diferentes estaba hecho de bloques de cemento, ladrillos y chapa acanalada respectivamente. Menos del 20 % de los beneficiarios optó por las casas de cemento; el resto se decantó por las de chapa acanalada, que eran más grandes. Los principales factores que determinaron su selección fueron el disponer de un espacio adecuado y la privacidad. Sería útil seguir investigando para entender mejor el porqué de las elecciones de los beneficiarios.

Con vistas a su empoderamiento, los miembros de la comunidad participaron en la construcción de sus propias casas, lo que les permitió adquirir importantes destrezas (y, por tanto, aumentar sus oportunidades de conseguir un empleo) y tener un mayor sentimiento de propiedad.

La experiencia de Kismaayo

Otro proyecto que emprendieron los socios del Grupo Temático sobre Alojamiento de Somalia fue el de la ciudad de Kismaayo, donde durante 2013 la mayoría de los desplazados internos estaba viviendo en antiguos edificios gubernamentales o en asentamientos establecidos en terrenos públicos. Una oleada de desahucios para recuperar muchas de esas instalaciones públicas exacerbó en gran medida una situación que ya era extrema. A partir de 2014, sus homólogos del Gobierno local trabajaron muy de cerca con el Grupo Temático sobre Alojamiento de Somalia y sus organizaciones miembros para garantizar unas soluciones de tenencia de tierras más a largo plazo. Los desplazados internos consideraron que la idea inicial de asignar tierras permanentemente era poco factible y muy peligrosa pero, a finales de 2015, la administración pudo encontrar unos terrenos permanentes adecuados en la periferia de la ciudad.

Para tomar una decisión bien fundada, se probaron dos modelos en la zona basados en la cultura de construcción autóctona que tenían en cuenta los recursos disponibles a nivel local, y adaptados a las limitaciones sociales, al clima local y a los riesgos naturales. El potencial de la cultura de construcción a menudo no se tiene suficientemente en cuenta en los programas de construcción, aun cuando las soluciones basadas en la cultura autóctona ayudan a que el proceso de toma de decisiones radique en los beneficiarios. Después de analizar el suelo y de evaluar la calidad de los ladrillos de adobe, se construyó una vivienda piloto de ladrillo en una de las comunidades de los alrededores del lugar de reubicación. Otro modelo realizado con madera contrachapada se construyó con un coste similar para poder dar opciones a los beneficiarios.

Los líderes de la comunidad de acogida y de las comunidades de desplazados fueron invitados a visitar el proyecto y a dar sus opiniones. Las comunidades eligieron mayoritariamente las casas de ladrillo frente a las estructuras de madera contrachapada y después participaron en la construcción de sus hogares. La formación derivada de esta experiencia y el desarrollo de sus capacidades han dado pie a que se abran pequeños negocios y a que otros miembros de la comunidad den empleo a esta gente formada para que construyan nuevas viviendas y amplíen las que ya existen en la zona.

 

Martijn Goddeeris martijngoddeeris@yahoo.com

Especialista independiente en alojamiento

 

Gregg McDonald MCDONALG@unhcr.org

Punto Focal Mundial de Coordinación (Alojamiento), ACNUR www.acnur.org

Renuncia de responsabilidad
Las opiniones vertidas en los artículos de RMF no reflejan necesariamente la opinión de los editores o del RSC.
Derecho de copia
Cualquier material de RMF impreso o disponible en línea puede ser reproducido libremente, siempre y cuando se cite la fuente y la página web. Véase www.fmreview.org/es/derechos-de-autor para más detalles.

facebook logo Twitter logo RSS logo

Forced Migration Review
Refugee Studies Centre
Oxford Department of International Development
University of Oxford
3 Mansfield Road, Oxford OX1 3TB, UK
fmr@qeh.ox.ac.uk  +44 (0)1865 281700
skype: fmreview