Focalizar en los desplazamientos internos relacionados con el clima

La atención mundial debe centrarse principalmente en la aplicación de buenas prácticas y el desarrollo de iniciativas innovadoras para resolver el desplazamiento interno relacionado con el clima, en lugar de lidiar con los muy escasos movimientos de personas a través de las fronteras.

  Los Estados y las comunidades que ya se enfrentan al desplazamiento relacionado con el clima dentro de sus fronteras deben aumentar masivamente sus conocimientos técnicos y financieros, además del apoyo para el desarrollo de soluciones para este nuevo desafío. La experiencia demuestra que la mayoría de estos desplazamientos no se deberán a decisiones individuales de migrar, sino a los riesgos a los que se enfrentarán comunidades enteras. La experiencia también demuestra que las comunidades casi siempre quieren quedarse, pero, si es necesario, quieren desplazarse juntas y quieren tierras más seguras con apoyo socioeconómico adecuado, incluyendo escuelas, hospitales y medios de vida.

Tal vez la razón por la cual no se da suficiente atención a estas cuestiones es simplemente porque la reubicación de comunidades es conceptual y en la práctica es más difícil que centrarse en decisiones individuales de migrar. En los casos de reubicación de comunidades existe la necesidad de una genuina consulta a la comunidad, la necesidad de una selección eficaz y la preparación de sitios de reubicación y el apoyo constante en el momento de la reubicación. Todos estos son vistos como procesos difíciles y que requieren mucho tiempo.

También existe una aparente falta de voluntad o incapacidad de aceptar que los eventos de desplazamiento ocurridos ahora ya están vinculados con el cambio climático, tal vez por la presunta dificultad en la determinación de una relación causal precisa entre el cambio climático y el desplazamiento de un individuo, el “enigma de la causalidad”.

Los donantes y quienes se preocupan por el desplazamiento climático pueden desempeñar un importante rol en el desarrollo e implementación de soluciones innovadoras a través de asistencia política, financiera y técnica, y el apoyo que ha sido diseñado para resolver tal desplazamiento de la mejor manera posible. Esto incluye el imperativo de centrar la atención en la reubicación planificada de las comunidades lejos de las zonas de alta vulnerabilidad, mientras las comunidades guían el proceso desde el principio. Garantizar que las personas desplazadas por causas climáticas dentro de los Estados reciban el apoyo adecuado requerirá un cambio que está pendiente en la mentalidad de la comunidad internacional.

Los Principios de Península sobre el Desplazamiento Climático dentro de los Estados (acordados en agosto de 2013) proporcionan un útil marco normativo y práctico para lograr este cambio y suministrar este apoyo[1]. Estos proporcionan un consolidado marco basado en derechos para la preparación y respuesta a los desplazamientos relacionados con el clima dentro de los Estados, incluidas las medidas de reducción del riesgo de desastres y la adaptación a nivel comunitario, la reubicación planificada de las comunidades, las medidas que se realizarán durante la fase de emergencia humanitaria del desplazamiento y, por último, la aplicación de soluciones duraderas basadas en derechos. Los Principios se asientan en normas legales internacionales vinculantes, derecho consuetudinario, y buenas prácticas y experiencias de todo el mundo.

Los gobiernos y la comunidad internacional aún tienen un largo camino por recorrer para garantizar que los derechos de todas las personas desplazadas por causas climáticas son respetados, protegidos y cumplidos –en particular los derechos más amenazados, como los medios de vida y vivienda, la tierra y los derechos de propiedad. Los Estados no sólo deben impedir las violaciones de los derechos de las personas desplazadas por causas climáticas, sino que también deben tomar medidas proactivas para crear marcos institucionales integrales (con leyes, políticas, instituciones y programas especializados) para ayudar a los Estados a prepararse adecuadamente para el desplazamiento climático y responder con eficacia cuando el desplazamiento ocurra.

 

Scott Leckie scott@displacementsolutions.org es fundador y director de Displacement Solutions y Ezekiel Simperingham zeke.simperingham@gmail.com es consultor legal internacional de la misma organización.

www.displacementsolutions.org



[1] http://displacementsolutions.org/ds-initiatives/the-peninsula-principles. Un volumen adicional, Reparación para el desplazamiento climático interno: Principios de Península, que contiene un comentario jurídico sobre los Principios de Península, será publicado por Routledge en 2015.

 

Renuncia de responsabilidad
Las opiniones vertidas en los artículos de RMF no reflejan necesariamente la opinión de los editores, del RSC o del IUDESP.
Derecho de copia
Cualquier material de RMF impreso o disponible en línea puede ser reproducido libremente, siempre y cuando se cite la fuente y la página web. Véase www.fmreview.org/es/derechos-de-autor para más detalles.

facebook logo Twitter logo RSS logo

Forced Migration Review
Refugee Studies Centre
Oxford Department of International Development
University of Oxford
3 Mansfield Road, Oxford OX1 3TB, UK
fmr@qeh.ox.ac.uk  +44 (0)1865 281700
skype: fmreview