Pasar a través de Grecia

La impaciencia de los refugiados y migrantes por salir de Grecia y viajar a otros países europeos es bastante evidente. 

Hasta la apertura parcial de las fronteras a través de los Balcanes en el verano de 2015, Patras –la tercera ciudad y puerto de Grecia– era el principal puerto de tránsito para los migrantes irregulares que se dirigían a Italia y al resto de Europa. En 2011, la reubicación del puerto a la parte sur de la ciudad obligó a cientos de refugiados y migrantes a desplazarse a una zona industrial abandonada enfrente de su nueva ubicación. Son principalmente afganos y sudaneses quienes pueblan estas fábricas vacías frente al puerto, a la espera de una oportunidad de colarse bajo un camión y embarcar en un ferri hacia Italia.

La mayoría de entre los recién llegados (principalmente de nacionalidad afgana) decidieron no solicitar asilo. Su única esperanza era abandonar el país de forma ilegal antes de que su documento con validez para 30 días caducara y hacerlo sin dejar ningún rastro (o huella dactilar). Tras ese plazo, se convertirían en ilegales y posiblemente se enfrentarían a la detención.

En el sistema de asilo griego se aplican diferentes procedimientos según la nacionalidad de los solicitantes y el período en el que hayan presentado la solicitud de asilo. Desde diciembre de 2014, los sirios han podido beneficiarse de un proceso de examen prioritario que les permitía obtener una respuesta el mismo día. No es sorprendente que esto genere resentimiento entre los solicitantes de asilo.

La impaciencia de los refugiados y migrantes por salir de Grecia y viajar a otros países europeos es bastante evidente. No importa que sean recién llegados o estén a la espera de recibir la respuesta a las solicitudes de asilo presentadas hace tiempo, o que se enfrenten a la detención, o incluso que hayan caído en la irregularidad y por tanto ya no puedan marcharse de forma legal; una misma cosa les une: el incesante anhelo de salir de Grecia.

 

Marco Mogiani 584186@soas.ac.uk

Estudiante de Doctorado, Escuela de Estudios Orientales y Africanos (SOAS), Universidad de Londres www.soas.ac.uk

Renuncia de responsabilidad
Las opiniones vertidas en los artículos de RMF no reflejan necesariamente la opinión de los editores, del RSC o del IUDESP.
Derecho de copia
Cualquier material de RMF impreso o disponible en línea puede ser reproducido libremente, siempre y cuando se cite la fuente y la página web. Véase www.fmreview.org/es/derechos-de-autor para más detalles.

facebook logo Twitter logo RSS logo

Forced Migration Review
Refugee Studies Centre
Oxford Department of International Development
University of Oxford
3 Mansfield Road, Oxford OX1 3TB, UK
fmr@qeh.ox.ac.uk  +44 (0)1865 281700
skype: fmreview