Infancia cautiva

Los Estados deben desarrollar alternativas a la detención para asegurar que los niños puedan  vivir en un entorno basado en la comunidad durante la resolución de su situación migratoria.

Los niños no deben ser detenidos por motivos de migración/inmigración. Existen alternativas y la Coalición Internacional contra la Detención (IDC, por sus siglas en inglés)[1] ha elaborado un modelo para prevenir la detención migratoria de niños, que se basa en tres principios fundamentales: los niños refugiados, solicitantes de asilo o migrantes irregulares son, en primer lugar y ante todo, niños; el interés superior del niño debe ser la consideración primordial en las medidas adoptadas en relación con el niño; la libertad del niño es un derecho humano fundamental. Estos principios cambian el enfoque sobre el derecho del Estado a detener a los niños hacia el enfoque sobre el derecho de los niños refugiados, solicitantes de asilo y migrantes irregulares de no correr el riesgo de ser encarcelados como consecuencia de los deseos de los Estados de controlar la migración.

El IDC ha desarrollado el Modelo de evaluación y colocación comunitaria sensible a los niños (CCAP, por sus siglas en inglés), que proporciona un modelo de toma de decisiones para gobiernos, ONG y otras partes interesadas para evitar la detención.

Paso 1: Prevención

El paso 1 es una presunción contra la detención de los niños. Es aplicable a todo niño que sea refugiado, solicitante de asilo o migrante irregular antes de su llegada al territorio de un Estado.

Paso 2: Evaluación y remisión

El Paso 2, evaluación y remisión, se lleva a cabo a pocas horas de que un niño es descubierto en la frontera o dentro del territorio de un Estado. Incluye un examen al niño para determinar su edad, la asignación de un tutor para los niños no acompañados o separados, la asignación de un trabajador social para los niños que viajan con sus familias, una evaluación de las circunstancias, fortalezas y necesidades del niño y la familia, y la colocación del niño o la familia dentro de un entorno comunitario.

Paso 3: Gestión y procesamiento

El Paso 3 es el componente sustantivo del modelo de evaluación y colocación sensible a los niños. Se trata de la “gestión de casos”, incluyendo una exploración de las opciones migratorias disponibles para los niños y las familias, una determinación del “interés superior” y una evaluación de las necesidades de protección de los niños y/o sus familias.

Paso 4: Revisión y salvaguarda

El Paso 4 consiste en asegurar que los derechos de los niños y su interés superior están protegidos. Esto incluye la evaluación legal de diversas decisiones tomadas con respecto a los niños y sus familias – incluidas las decisiones sobre dónde se alojan y sobre su condición legal. También incluye la oportunidad para los Estados de examinar las condiciones que acompañan la colocación del niño o de la familia en la comunidad después de una decisión final sobre la condición migratoria.

Paso 5: Resolución del caso

El Paso 5 es la implementación de soluciones migratorias sostenibles.

La investigación internacional muestra que con el apoyo de la gestión de casos, los solicitantes de asilo y los migrantes irregulares tienen más posibilidades de cumplir con las decisiones relacionadas con su estatus y pueden enfrentar mejor el retorno o la integración porque han sido apoyados y empoderados durante todo el proceso migratorio. Generar confianza, y respetar y valorar a cada persona como un individuo con dignidad, habilidades, derechos y necesidades es fundamental para este proceso. Es fundamental desempeñar una función de apoyo que sea tanto realista como sostenible, y también compasiva y coherente, por el período de tiempo que la persona esté a la espera de un resultado final. Esto se aplica a los adultos y, sobre todo, a los niños. El Modelo de cinco pasos de evaluación y colocación comunitaria sensible a los niños toma en serio los intereses de los Estados de gestionar la migración, mientras que simultáneamente reconoce que detener a los niños nunca responde a su interés superior.

"Algunos [de los otros niños detenidos] realmente se estaban volviendo locos  y recuerdo dos veces cuando yo estaba allí, hubo dos que intentaron quitarse la vida. Justo al salir de la prisión. ... Yo solía irme a mi habitación y llorar y no hablar con nadie. Sentía que nunca iba salir. " Grace, desde Sudán del Sur, detenido en Israel a los 15 años de edad.

 

David Corlett corlett.d@gmail.com es Investigador Adjunto en el Swinburne Institute www.sisr.net. Fue investigador y autor principal (junto con Grant Mitchell, Lucy Bowring and Jeroen Van Hove) del informe Infancia cautiva de la IDC. http://idcoalition.org/idcs-policy-document-now-in-spanish/.



[1] La Coalición Internacional contra la Detención (IDC) es una red de la sociedad civil con sede en Melbourne, Australia, que cuenta como miembros a 300 ONG, grupos religiosos, académicos, profesionales y personas que trabajan en 50 países a nivel mundial. http://idcoalition.org

 

 

 

Renuncia de responsabilidad
Las opiniones vertidas en los artículos de RMF no reflejan necesariamente la opinión de los editores o del RSC.
Derecho de copia
Cualquier material de RMF impreso o disponible en línea puede ser reproducido libremente, siempre y cuando se cite la fuente y la página web. Véase www.fmreview.org/es/derechos-de-autor para más detalles.

facebook logo Twitter logo RSS logo email.png

Forced Migration Review
Refugee Studies Centre
Oxford Department of International Development
University of Oxford
3 Mansfield Road, Oxford OX1 3TB, UK
fmr@qeh.ox.ac.uk  +44 (0)1865 281700
skype: fmreview