Albergar animales en campamentos de refugiados

Los animales desempeñan una función muy importante en las vidas de muchas personas desplazadas. Los planificadores y los administradores de los campamentos deben tener más en cuenta las necesidades de los animales para que las personas desplazadas sigan beneficiándose de esta interacción.

Uno de los desafíos clave en las respuestas de emergencia es la planificación del apoyo a largo plazo. Sin embargo, los animales en los campamentos de refugiados no solo padecen una falta de ayuda a largo plazo, sino que también, en la mayoría de los casos, no son considerados durante la respuesta inicial. El bienestar de los seres humanos es, por supuesto, la prioridad, pero los animales contribuyen a ese bienestar.

En la mayoría de las emergencias, los refugiados traen a sus animales con ellos a los campamentos, o comienzan a comprar y a comercializar animales poco después de instalarse en sus nuevos alojamientos[i] . En las etapas iniciales de las emergencias, es posible que los refugiados dependan en gran medida de las organizaciones de apoyo, pero con el tiempo las personas comienzan a buscar maneras de generar ingresos para vivir. Los animales proporcionan una contribución significativa a los medios de subsistencia humanos, ya sea para los pastores; las personas que venden animales o productos animales, o que proporcionan alimentos y otros servicios; las personas que utilizan animales para el transporte, la seguridad y las actividades culturales; o simplemente las familias que dependen de los animales para obtener alimentos o ingresos. Los animales incluso se utilizan como una forma de almacenar capital financiero ante la falta de acceso a los bancos. La cooperación entre los refugiados, la comunidad de acogida, el gobierno de acogida y las organizaciones de ayuda es muy importante para proporcionar la atención que necesitan los animales. Se deben considerar numerosos aspectos relacionados con la necesidad del campamento o del asentamiento para garantizar idoneidad para albergar animales; entre estos aspectos se pueden mencionar el acceso a puntos de agua y a terrenos de pastoreo, y la ayuda veterinaria que es esencial para su salud y la salud humana.

Consideraciones clave

Los refugiados comprenden la importancia de los animales en el establecimiento de su nueva vida en los campamentos. Los ejemplos de refugiados que sacrifican los materiales que reciben para sus propios alojamientos con el fin de construir alojamientos para los animales — para proporcionar protección contra condiciones climáticas extremas, depredadores y hurto— incluyen a refugiados en el campamento Dadaab de Kenia, a retornados afganos en 2009 y a bangladesís desplazados en 2009 a causa del ciclón Aila.

Los derechos sobre la tierra son una preocupación frecuente. Los refugiados y los desplazados internos ya no tienen control sobre la tierra que ocupan ellos y sus animales. La planificación previa, la buena administración y el desarrollo de vías de cooperación adecuada con todas las partes interesadas son elementos importantes para garantizar soluciones prácticas.

Otro aspecto a considerar son las normas culturales de los refugiados con respecto a su interacción con sus animales. Algunos prefieren mantener a sus animales dentro del terreno en el que viven, mientras que otros no; algunas comunidades tienen normas y tabúes específicos al momento de tratar con ciertas especies animales. Esta información es fundamental para crear asentamientos exitosos, ya que se deben considerar las preferencias de los propietarios relacionadas con la ubicación de sus animales.

También es importante tener en cuenta el género, la edad y el estado de salud de los miembros de la familia encargados de cuidar a los animales. Si estos miembros de la familia son personas que suelen considerarse más “vulnerables”, los alojamientos para los animales deben estar cerca de los alojamientos de los seres humanos para que el acceso sea seguro y sencillo. Este aspecto se debe tener en cuenta considerando los riesgos potenciales a la salud humana que representa la proximidad de los animales a los alojamientos humanos, tales como la transmisión de enfermedades de animales a seres humanos.

Las condiciones climáticas afectan a las decisiones de diseño para albergar a los animales. En los climas calurosos, son esenciales la buena ventilación y la sombra, mientras que en las zonas con climas fríos se deben utilizar estructuras bien selladas. La seguridad de los animales también se ve afectada por la ubicación de sus estructuras; es posible que sea necesario instalar puertas con cerradura en los alojamientos de animales en las áreas en las que su seguridad sea una preocupación.

Uno de los pocos ejemplos de alojamientos para el ganado proporcionados por una organización externa proviene de la respuesta de emergencia de Pakistán después del terremoto de 2005. Al ganado que sobrevivió se lo ubicó en alojamientos comunales después de ser vacunado para prevenir la transmisión de enfermedades, y se estableció un nuevo programa para introducir el “cob” —una mezcla de arcilla, arena y paja— como una técnica de construcción resistente a los terremotos para los alojamientos destinados al ganado.

El campamento Zaatari en Jordania proporciona un ejemplo reciente de cómo los refugiados incorporan diversas especies de animales en el espacio donde viven. Para muchos residentes, los pájaros enjaulados que compran en el mercado del campamento proporcionan un sentido hogareño, ya que muchos de ellos tenían aves en sus viviendas de Siria. Algunas personas tienen pollos para obtener alimento e ingresos, y quizá para tener compañía. Los burros y los caballos se utilizan para transportar personas y productos. Los residentes construyen alojamientos para animales junto a sus propios alojamientos o cerca de ellos utilizando láminas corrugadas o lonas —dos de los pocos materiales disponibles y asequibles.

El campamento Zaatari, cuya estructura y disposición se modificaron a medida que el campamento creció, permite que los residentes tengan animales y que construyan alojamientos para ellos. En el campamento Azraq, el segundo campamento más grande para refugiados sirios en Jordania, los residentes no tienen permitido construir estructuras adicionales; allí, las aves son los únicos animales permitidos en el campamento, ya que no requieren espacios adicionales dentro de los alojamientos.

Recomendaciones

El proyecto Normas y Directrices para Intervenciones Ganaderas en Emergencias (LEGS, por sus siglas en inglés) publicó normas y pautas para el diseño, la aplicación y la evaluación de intervenciones ganaderas[ii]. Por desgracia, estas normas no se utilizan ampliamente en las emergencias, ya sea por una falta de conocimiento de su existencia, escasez de fondos o de tiempo, o una combinación de factores. Es necesario que exista un esfuerzo más concertado para presentar las directrices y las normas a las organizaciones, los trabajadores de ayuda y las partes interesadas, y que, al mismo tiempo, se consulte a los usuarios finales el modo de mejorar la aplicación práctica de LEGS.

La mejor manera de proporcionar ayuda apropiada a los seres humanos y a los animales después de un desastre es consultar a las propias personas: ellos son los usuarios del espacio y los propietarios de los animales. Conocen los materiales que se necesitan para construir los alojamientos adecuados para sus animales, así como el diseño preferido, y es posible que muchos ya tengan las habilidades necesarias de construcción.

Construir alojamientos apropiados para los animales reducirá la posibilidad de problemas de salud dentro de los asentamientos. El nivel de planificación previa que se puede alcanzar para cumplir los requisitos de los alojamientos para animales desplazados dependerá del carácter de la emergencia y de la cooperación con la comunidad de acogida. Sin embargo, la concienciación de todas las cuestiones relacionadas con las necesidades sanitarias y de refugio de los animales ayudará a las personas desplazadas en campamentos de refugiados a coexistir con sus animales de forma segura mientras continúan beneficiándose de la interacción con ellos.

Lara Alshawawreh l.alshawawreh@napier.ac.uk

Doctoranda, Escuela de Ingeniería y Medio Ambiente Construido, Universidad Napier de Edimburgo www.napier.ac.uk

 

[i] La investigación de la autora se centra principalmente en los alojamientos para los humanos, pero la evidencia sobre la necesidad de alojamientos para los animales suele surgir junto con las necesidades humanas.

Renuncia de responsabilidad
Las opiniones vertidas en los artículos de RMF no reflejan necesariamente la opinión de los editores, del RSC o del IUDESP.
Derecho de copia
Cualquier material de RMF impreso o disponible en línea puede ser reproducido libremente, siempre y cuando se cite la fuente y la página web. Véase www.fmreview.org/es/derechos-de-autor para más detalles.

facebook logo Twitter logo RSS logo

Forced Migration Review
Refugee Studies Centre
Oxford Department of International Development
University of Oxford
3 Mansfield Road, Oxford OX1 3TB, UK
fmr@qeh.ox.ac.uk  +44 (0)1865 281700
skype: fmreview