El poder de los mercados: lecciones de Uganda

Los enfoques basados en el mercado en el norte de Uganda demuestran los beneficios de apoyar a los mercados locales en lugar de distribuir ayuda en especie.

Los mercados ayudan a los sectores de población afectados por la crisis a acceder a bienes, servicios y oportunidades económicas que son fundamentales para cubrir sus necesidades básicas y para fomentar sus medios de subsistencia. Sin embargo, muchos organismos de ayuda continúan ofreciendo asistencia en especie en áreas donde los mercados son funcionales. Esto puede ayudar a corto plazo, pero deja de lado, y a menudo menoscaba, el papel de los mercados a corto y largo plazo en los procesos de afrontamiento de problemas y de recuperación. Esto es especialmente importante en las crisis prolongadas de refugiados.

 El norte de Uganda es uno de esos contextos, en donde viven actualmente casi un millón de refugiados que han huido del conflicto de Sudán del Sur. Ya se habían desarrollado asentamientos de refugiados en esta área, y es de esperar que los últimos refugiados que han llegado permanezcan en la región del Nilo Occidental durante muchos años. En reconocimiento de esta situación, el Gobierno de Uganda y la Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR, han pedido a los agentes encargados de la ayuda que promuevan empleos sostenibles para los refugiados.

La gran mayoría de las comunidades de acogida en el Nilo Occidental han dependido históricamente de la agricultura de subsistencia por lo que los mercados auxiliares necesarios para producir y expandir la agricultura de mercado (como el suministro de semillas y fertilizantes, el asesoramiento técnico y los canales de venta) siguen estando subdesarrollados. Sin embargo, el gasto y la inversión de los refugiados procedentes de Sudán del Sur están ayudando a impulsar un nuevo crecimiento en esta economía subdesarrollada. También es probable que los refugiados sigan haciendo inversiones a medida que vayan empezando a establecerse en los asentamientos. Por tanto, existe un potencial real de crecimiento económico constante que ofrezca oportunidades laborales a largo plazo tanto para los refugiados como para las comunidades de acogida.

Pero, aunque los organismos de ayuda y los donantes se han comprometido a ir pasando a una respuesta que se base más en ayudas en efectivo, casi todas las familias de los asentamientos de Bidi Bidi y Palorinya, en el Nilo Occidental, siguen recibiendo ayuda alimentaria en especie (como cereales, legumbres y aceite para cocinar). Las familias venden el excedente para comprar en los mercados locales otros productos que necesitan más, lo que menoscaba la capacidad del mercado de proveer de alimentos a la población local y reduce los incentivos de los agricultores para cultivar para la venta. Un comerciante de Yumbe (la localidad más cercana al asentamiento de Bidi Bidi) señala que, antes de la respuesta de los refugiados, había diez grandes comerciantes que solían llevar cereales al mercado local. Desde que se empezó a distribuir la ayuda, solo uno de ellos ha continuado en el mismo negocio mientras que los demás han cambiado de actividad.

Al suministrar semillas y herramientas, los organismos de ayuda también reducen la disponibilidad de insumos agrícolas en los mercados locales. Hasta la fecha existen muy pocos vendedores de insumos en los asentamientos del Nilo Occidental; los comerciantes agrícolas de las localidades cercanas aseguran que la distribución gratuita de insumos en especie les impide ampliar sus ventas en los asentamientos de refugiados.

La promoción de actividades impulsadas por el mercado

Los programas basados en ayudas en efectivo impulsan el gasto y la inversión en el Nilo Occidental sin menoscabar los mercados más importantes, pero el mero hecho de centrarse solo en hacer más transferencias de efectivo no puede ser una estrategia a largo plazo de apoyo a los refugiados. Los organismos de ayuda deben respaldar actividades impulsadas por el mercado que ayuden a las familias a obtener ingresos a largo plazo. Mercy Corps, Palladium y DanChurchAid están trabajando juntas en el Nilo Occidental para fortalecer los mercados agrícolas y hacer que los refugiados participen más en ellos[i].

Su proyecto ReHope[ii] incluye varios componentes. El primero consiste en establecer acuerdos con los comerciantes agrícolas para ayudarles a acceder a semillas mejoradas y a ampliar sus redes de ventas en los asentamientos, y en proporcionarles asistencia en técnicas de marketing durante un primer estadio de crecimiento. En vez de distribuir insumos agrícolas gratuitos directamente entre los agricultores, el proyecto financió una promoción basada en la creación de cupones para que los comerciantes agrícolas los compraran. El segundo consiste en trabajar directamente con los sectores de la población refugiada para asesorarles en materia de producción y para fomentar que compartan las tierras con las comunidades de acogida. Por último, el proyecto trabaja para atraer a compradores de productos y fortalecer sus redes de contactos con el objetivo de ayudar a los refugiados a aumentar los ingresos procedentes de los cultivos que cosechan.

Los donantes y los socios implementadores pueden extraer diversos aprendizajes de los alentadores resultados iniciales del proyecto ReHope, entre ellos la necesidad de:

  • reducir, en la medida de lo posible, la distribución de ayuda alimentaria en especie en favor de las transferencias de efectivo, aumentándolas gradualmente, y acompañarlas de inversiones transparentes en análisis de mercado y aprendizaje.
  • reducir la distribución en especie de insumos agrícolas en favor de unas subvenciones que se vayan reduciendo de forma gradual.
  • pasar a la financiación conjunta de todas las carteras de ayuda humanitaria y al desarrollo y aumentar los márgenes de tiempo de los proyectos, para permitir que los organismos de ayuda refuercen de forma más efectiva las oportunidades de mercado para los refugiados que se enfrentan a una situación de desplazamiento de varios años de duración.
  • fomentar inversiones que refuercen la capacidad de los agentes del mercado local de los que dependen los refugiados y las comunidades de acogida para subsistir.
  • captar el aprendizaje sobre los sistemas de mercado para las actuales y futuras respuestas a los refugiados en el Nilo Occidental y aportar comentarios y opiniones sobre los retos y los éxitos de los enfoques impulsados por el mercado y las consecuencias interrelacionadas que hayan tenido sobre las comunidades refugiadas y de acogida.

Alison Hemberger ‎ahemberger@mercycorps.org    

Asesora superior, Mercados y Aprendizaje

 

Sasha Muench smuench@mercycorps.org

Directora superior de Mercados, Recuperación Económica y Crecimiento

 

Chelsea Purvis cpurvis@mercycorps.org

Asesora sobre Políticas y Defensa de la Causa

 

Mercy Corps www.mercycorps.org

 

[i] Véase Mercy Corps (2017) Refugee Markets Brief: The power of markets to support refugee economic opportunities in West Nile, Uganda www.mercycorps.org/research/refugee-markets-brief-power-markets-support-refugee-economic-opportunities-west-nile-uganda

[ii] Financiado por el gobierno del Reino Unido.

Renuncia de responsabilidad
Las opiniones vertidas en los artículos de RMF no reflejan necesariamente la opinión de los editores o del RSC.
Derecho de copia
Cualquier material de RMF impreso o disponible en línea puede ser reproducido libremente, siempre y cuando se cite la fuente y la página web. Véase www.fmreview.org/es/derechos-de-autor para más detalles.

facebook logo Twitter logo RSS logo email.png

Forced Migration Review
Refugee Studies Centre
Oxford Department of International Development
University of Oxford
3 Mansfield Road, Oxford OX1 3TB, UK
fmr@qeh.ox.ac.uk  +44 (0)1865 281700
skype: fmreview