De un laboratorio en Luxemburgo a satélites en Sudán del Sur

Una nueva plataforma de comunicaciones para emergencias humanitarias hizo su debut en enero de 2012 en Sudán del Sur y ahora se está desplegando en otros lugares. Emergency.lu pretende convertirse en una herramienta global entre organismos.

Las exigencias que recibe la comunidad humanitaria en los casos de emergencia suponen un desafío enorme. Éstas se agravan por el hecho de que las infraestructuras informáticas y de telecomunicaciones – de vital importancia para llevar a cabo operaciones de salvamento de una forma eficiente, aunque a veces se pasen por alto en la oficina central – con frecuencia son inexistentes o de poca calidad sobre el terreno y, por tanto, dificultan en gran medida los esfuerzos por prestar ayuda.

 A la vista de esta necesidad, la Dirección General de Cooperación para el Desarrollo del Ministerio de Asuntos Exteriores de Luxemburgo estableció en 2010 una alianza inicial con tres empresas con sede en el país: HITEC Luxembourg, SES TechCom y Luxembourg Air Ambulance. Un equipo de representantes de cada socio viajó por el mundo para debatir con diferentes organismos de ayuda cómo podrían hacer uso del saber hacer del sector privado con el fin de satisfacer las necesidades de las operaciones humanitarias. El resultado de esta misión de investigación fue “emergency.lu”, una plataforma móvil de comunicación multicapa que puede proporcionar una conexión a Internet de alta velocidad y servicios telefónicos de voz desde el inicio de la catástrofe humanitaria. Emergency.lu consiste en una infraestructura vía satélite con la capacidad de ofrecer esos servicios de comunicación esenciales y en la gestión de la información y el transporte real de equipos a la zona de la catástrofe.

Emergency.lu ofrece dos “kits” de comunicación diferentes: “Rápido” y “Regular”. El Kit de Despliegue Rápido incluye un antena satélite hinchable y un terminal de tierra compacto que proporciona servicios de comunicación de voz e Internet y ofrece una red local. Este kit es fácil de transportar (los que trabajan en situaciones de emergencia pueden llevarlo en su vuelo) y está pensado para ser utilizado en la primera fase de una respuesta de emergencia.

El Kit de Despliegue Regular contiene una antena satélite más sólida y se despliega al mismo tiempo que se declara la emergencia como parte de una solución en segunda fase. El Kit Regular parece una antena satélite normal pero ha sido específicamente diseñado para operaciones de emergencia, sin piezas sueltas, siendo fácil y rápido de instalar.

Desde su implantación, emergency.lu se ha expandido para incorporar a otros socios como el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA) que es el líder global del Cluster de Telecomunicaciones de Emergencias (ETC, por sus siglas en Inglés)[1], la Unión Internacional de Telecomunicaciones, la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA por sus siglas en Inglés) y la Unión Europea. Actores del sector privado, entre ellos Ericsson Response y Skype, también han contribuido a su desarrollo y a su despliegue. En las críticas primeras 72 horas tras una emergencia, el Cluster de Telecomunicaciones de Emergencias se compromete a establecer una conexión a Internet a través de un punto con red inalámbrica Wi-Fi y servicios de comunicación por voz a través de Internet dentro de las 48 horas necesarias para que el equipo pueda considerarse aceptado por el despacho de aduanas; emergency.lu reúne dichos requisitos.

El despliegue: éxitos y retos

En diciembre de 2011, mientras emergency.lu todavía se estaba desarrollando, la situación en Sudán del Sur se deterioraba con rapidez y la comunidad humanitaria se apresuraba a ampliar las operaciones para lidiar con la afluencia de nuevas personas desplazadas y las constantes corrientes de retornados de Sudán. Los esfuerzos para prestar ayuda se vieron gravemente dificultados no sólo por la persistente falta de seguridad sino también por una limitada infraestructura de telefonía pública y cobertura de telefonía móvil, y por unos servicios de conexión de datos poco fiables.

Un equipo de técnicos y trabajadores de emergencias del PMA junto con Ericsson Response, el Gobierno de Luxemburgo y Protección Civil de Luxemburgo viajaron en enero de 2012 a Sudán del Sur. Tras una prueba inicial en Juba, el primer despliegue al completo de la solución de respuesta mediante el uso del Kit de Despliegue Rápido del Cluster de Telecomunicaciones de Emergencias tuvo lugar en la ciudad de Bentiu, en el condado de Rubkona, donde la mayoría de los retornados, tanto espontáneos como ayudados por el Gobierno, estaban siendo inscritos en el registro. Los Kits de Despliegue Regular fueron establecidos en los condados de Maban, Renk y Pibor. Era primera vez que los trabajadores de ayuda humanitaria en estas cuatro localizaciones remotas disponían de un acceso fiable a la comunicación por voz e intercambio de datos. En sólo seis meses, más de 3.000 trabajadores humanitarios pertenecientes a 156 organizaciones se estaban beneficiando de este sistema en Sudán del Sur.

Claro que desplegar la solución de conexión más novedosa del mundo en el país más nuevo del mundo conllevaba retos. Por ejemplo, las condiciones meteorológicas extremas en Bentiu pusieron a prueba la fuerza del Kit de Despliegue Rápido y pusieron de relieve que el terminal que contenía el módem y los servidores necesitaba una cubierta protectora y que se limpiaran los filtros con frecuencia. Los frecuentes cortes de energía se solucionaron operando con dos generadores en cada emplazamiento y con pilas por si todo lo demás fallaba.

La solución de respuesta del Cluster de Telecomunicaciones de Emergencias incluye una aplicación de gestión del ancho de banda que controla para qué se están utilizando los terminales y, si se excede su uso, se pueda limitar para un uso prioritario. Llevar e implementar una política para el uso eficiente del ancho de banda constituía un reto debido a que cada usurario tiene valores diferentes que se basan en sus propias necesidades. Cada instalación nos enseñaba una lección que había que aprender – e implementar – de cara al futuro.

Desde entonces, emergency.lu también ha llegado a Mali mediante el despliegue en Mopti, en el norte del país, de un Kit de Despliegue Regular (en el momento en que se estaba escribiendo este artículo, a finales de octubre de 2012). Un segundo kit está esperando para ser desplegado en los almacenes del PMA en Bamako. Se desplegarán kits adicionales en Nepal y Venezuela durante las próximas semanas.

El futuro

Los planes de emergencia constituyen una fase fundamental en la respuesta. Se han predestinado 17 kits de emergency.lu en todo el mundo, incluso en Luxemburgo y Dubai, para que su entrega sea rápida la próxima vez que suceda una catástrofe . El programa de formación Let's Net, coordinado por el PMA, enseña a los trabajadores de emergencias especializados en informática cómo desplegar emergency.lu y la solución de respuesta completa del Cluster de Telecomunicaciones de Emergencias[2]. Cuarenta y seis trabajadores de emergencias de ocho organizaciones humanitarias diferentes han terminado hasta la fecha este curso con éxito y están a la espera del despliegue.

Además del curso de formación teórico y del práctico, emergency.lu junto con el PMA y Ericsson Response siguen colaborando en el desarrollo y la expansión de la solución de respuesta del Cluster de Telecomunicaciones de Emergencias. Se prevé también que el programa de emergency.lu y el EPIC[3] (Centro de Integración de Planes de Emergencia) del PMA se integren en una única plataforma de comunicaciones y coordinación para respuestas ante emergencias humanitarias.

Además de la predisposición para aprender de los despliegues realizados hasta la fecha, la colaboración franca y abierta entre socios públicos, privados y del Gobierno ha resultado de vital importancia para el desarrollo de estas herramientas, habiendo estado todas las partes igual de comprometidas a la hora de contribuir con su experiencia y conocimientos únicos.

 

Marianne Donven (marianne.donven@mae.etat.lu) dirige el Mostrador de Ayuda Humanitaria (Humanitarian Aid Desk) de la Dirección General de Cooperación para el Desarrollo, del Ministerio de Asuntos Exteriores de Luxemburgo (www.emergency.lu). Mariko Hall mariko.hall@wfp.org es analista de comunicación en la Oficina TIC de Preparación y Respuesta ante Emergencias del PMA (IT Emergency Preparedness and Response Branch). www.wfp.org

 


[1]http://ictemergency.wfp.org/web/ictepr/emergency-telecommunications-cluster Si desea más información sobre los servicios del Cluster de Telecomunicaciones de Emergencias, vea el artículo de Mariko Hall “Lo único constante es el cambio”, RMF 38 www.fmreview.org/technology/hall.html

 

 

Renuncia de responsabilidad
Las opiniones vertidas en los artículos de RMF no reflejan necesariamente la opinión de los editores o del RSC.
Derecho de copia
Cualquier material de RMF impreso o disponible en línea puede ser reproducido libremente, siempre y cuando se cite la fuente y la página web. Véase www.fmreview.org/es/derechos-de-autor para más detalles.

facebook logo Twitter logo RSS logo

Forced Migration Review
Refugee Studies Centre
Oxford Department of International Development
University of Oxford
3 Mansfield Road, Oxford OX1 3TB, UK
fmr@qeh.ox.ac.uk  +44 (0)1865 281700
skype: fmreview