Refugiados iraquíes en comunidades de habla hispana de California

Se necesita algún tipo de orientación cultural, pero es necesario que sea adecuada para las realidades del lugar donde se reasienta a los refugiados.

Muchos de los refugiados iraquíes reasentados en California se encuentran en áreas donde predomina un entorno cultural "latino" de habla hispana. Deben enfrentar los desafíos de la vida mediante la construcción de puentes con sus vecinos hispanohablantes (así como con otros grupos étnicos), no solo con los que hablan inglés, para adaptarse a su nueva vida. Para que la integración sea exitosa, es necesario que las personas forjen vínculos más allá de su propio grupo; se puede decir que los adultos tuvieron más dificultades para lograr esto que los jóvenes, que rápidamente hicieron un grupo diverso de amigos y aprendieron tanto español como inglés.

Durante la orientación cultural en lugares como Estambul, a los refugiados se les dijo que aunque "no todo el mundo en Estados Unidos tendrá la misma apariencia", aprender a dominar el inglés era fundamental para su éxito en América. Sin embargo, lo que descubrieron fue que el idioma español era igualmente ventajoso al momento de encontrar un empleo y se vieron frustrados por tener que negociar con una comunidad de habla hispana y una de habla inglesa para encontrar trabajo.

Cuando llegué aquí por primera vez, fui a algunas tiendas para buscar trabajo... Pensé... California, todas las personas son estadounidenses, sabes... Estaba buscando trabajo y ellos me preguntaban: "¿Hablas español?" Y entonces les respondía: "No, estoy viviendo en California, no necesito hablar español". Y [el empleador] dijo: "No, aquí el primer idioma es el español".

Algunos adultos mayores sentían que era una pérdida de tiempo asistir a clases de inglés donde todos los demás estudiantes hablaban español. Algunos se quejaban porque no podían practicar inglés con sus vecinos; tampoco podían comunicarse en español con ellos. Para ellos la cuestión más problemática no estaba relacionada con las diferencias culturales, sino que tenía que ver con el hecho de que estaban económicamente en desventaja en el mercado laboral, debido a su falta de fluidez en inglés y su falta de capacidad en español.

Los jóvenes iraquíes en particular pudieron reconocer rápidamente que tenían muchas cosas en común con los estudiantes de habla hispana, que también se esforzaban por aprender inglés. Reconocieron que los latinos eran menos conservadores que ellos en cuanto a su comportamiento en público, pero no consideraron que las diferencias culturales entre ellos fueran insalvables. Los padres y los adultos mayores claramente tuvieron más dificultades para adaptarse.

La agencia de reasentamiento proporcionó orientación cultural a todas las personas recién llegadas. Sin embargo, pocas personas asistían a estas sesiones, que se centraban en cuestiones prácticas tales como tratar con las agencias de bienestar social, obtener una licencia de conducir, seguir las leyes de inmigración, abrir cuentas bancarias y temas similares. El componente cultural era débil, ya que solo se discutían algunas nociones genéricas de la "cultura estadounidense" tales como ser puntual en una cita; no se abordaba la verdadera geografía social de la región. Por lo tanto, la agencia solicitó la ayuda de una universidad local para desarrollar un componente de "culturas latinas" que fuera parte de su formación. Un factor importante en la creación de una orientación cultural más específica fue el uso de un "intermediario" —un representante de esas comunidades, con habilidades interculturales— que actuó como una especie de emisario cultural entre las comunidades. Otros organismos pueden aprender de esta experiencia, pero es posible que el desafío aún sea que la asistencia a estas sesiones de orientación cultural ha sido decepcionante en general.

 

Ken Crane kcrane@lasierra.edu

Profesor asociado, Departamento de Historia, Política y Sociología, Universidad de La Sierra https://lasierra.edu/history-politics-and-sociology/

 

Lisa Fernandez lfer693@lasierra.edu

Estudiante graduada, Universidad Estatal de Oregón http://liberalarts.oregonstate.edu/slcs/wgss

Renuncia de responsabilidad
Las opiniones vertidas en los artículos de RMF no reflejan necesariamente la opinión de los editores, del RSC o del IUDESP.
Derecho de copia
Cualquier material de RMF impreso o disponible en línea puede ser reproducido libremente, siempre y cuando se cite la fuente y la página web. Véase www.fmreview.org/es/derechos-de-autor para más detalles.

facebook logo Twitter logo RSS logo

Forced Migration Review
Refugee Studies Centre
Oxford Department of International Development
University of Oxford
3 Mansfield Road, Oxford OX1 3TB, UK
fmr@qeh.ox.ac.uk  +44 (0)1865 281700
skype: fmreview