Una asociación desigual: los proveedores de servicios de reasentamiento en Australia

La relación entre los proveedores de servicios de reasentamiento de refugiados del gobierno y los contratados por el gobierno australiano debe basarse más en autonomía y confianza. 

En septiembre de 2015, el Gobierno australiano anunció que proporcionaría 12 000 plazas adicionales para reasentar a refugiados de Siria e Irak, suscitando la pregunta de cómo el gobierno facilitaría su reubicación. En Australia, el gobierno se apoya en organizaciones de la sociedad civil (OSC) para cumplir con el compromiso del reasentamiento de refugiados, pero poco se dijo sobre proporcionar mayor apoyo a las OSC para que puedan hacerle frente a la creciente carga de trabajo.

Las OSC de Australia son agentes clave para apoyar a refugiados que se encuentran en el camino a convertirse en ciudadanos, ya que defienden sus necesidades y brindan apoyo inmediato y permanente como vivienda, salud y educación. En Australia a finales del siglo XX, se alentó a las OSC a que adoptaran un nuevo modelo de gestión pública que enfatizara la competencia y la privatización. Las OSC tuvieron que presentarse a licitación para obtener contratos de servicios públicos que ahora se han convertido en la norma en la prestación de apoyo de reasentamiento a refugiados y cuyas obligaciones contractuales desafían la autonomía y el modelo de colaboración de las OSC con el gobierno.

El gobierno subcontrata a diversas OSC que suministran el apoyo que necesitan los refugiados inmediatamente después de su llegada al país. Los servicios de reasentamiento provistos por estas OSC comprenden asistencia en la llegada, información, referencias (de agencias gubernamentales que proporcionan ingresos, salud, etc.) y servicios de vivienda. Después de un período de seis a doce meses, los refugiados pueden acceder al programa de subvenciones para el establecimiento (SGP, por sus siglas en inglés) que también subcontrata a OSC para ayudar a los refugiados con una variedad de habilidades que incluyen conducción y desarrollo del trabajo.

Limitaciones en los recursos

Aunque la gama de ayuda a los refugiados no es homogénea en todas las OSC en Australia, todas se ven afectadas de igual manera por las restricciones de los recursos determinados por los contratos del gobierno. Los trabajadores de primera línea de las agencias luchan para satisfacer las necesidades de sus clientes refugiados porque no pueden encontrar lugares adecuados para sus programas de refugiados y cuentan con muy poco personal para repartir la carga de trabajo y cumplir con labores administrativas relacionadas con sus contratos.

Por ejemplo, un desafío clave para los trabajadores de primera línea es tener que satisfacer las necesidades de sus clientes refugiados con personal a tiempo parcial. En Australia, el empleo tradicional de los trabajadores a tiempo parcial en las OSC ha llevado a que numerosas OSC dependan de voluntarios para ejecutar sus programas de refugiados, una situación que recibe el apoyo de la estrategia nacional de voluntariado. Por un lado, los acuerdos contractuales del gobierno dejan una brecha entre los recursos y las necesidades de los refugiados, ya que limitan la cantidad de recursos disponibles de las OSC para emplear a trabajadores de tiempo completo y, por otra parte, el gobierno transmite un sentido de preocupación por el bienestar de las comunidades de refugiados porque fomenta el voluntariado entre la sociedad civil para llenar estos vacíos de recursos. Las OSC se ven obligadas a diseñar soluciones innovadoras para satisfacer las necesidades dentro de algo que claramente se está convirtiendo en un entorno cada vez más precario para el reasentamiento de refugiados.

Las OSC encuentran cada vez más dificultades para cumplir con sus responsabilidades para con los refugiados dentro de las estructuras de mercado de los programas de reasentamiento de refugiados del gobierno. Las OSC defienden las necesidades individuales de los refugiados y lo hacen a nivel de la política gubernamental. Sin embargo, defender a los refugiados, particularmente en el plano político, es difícil para las organizaciones que se encuentran en una relación contractual con el gobierno.

Existe una percepción común entre las OSC que indica que su relación contractual con el gobierno elimina cualquier oportunidad de labor de promoción. Por ejemplo, la reintroducción de los visados temporales de protección (TPV, por sus siglas en inglés) en 2014 evita que las OSC les proporcionen a los refugiados la gama completa de apoyo, ya que aquellos con un TPV no pueden acceder a los mismos tipos de educación y formación que sí están disponibles para otras personas admitidas por razones humanitarias; además, las OSC se ven gravemente limitadas en su capacidad para defender a estos refugiados, cuyo reasentamiento es incierto y debe ser revisado cada tres años.

Recomendaciones

Si bien el Gobierno australiano caracteriza su relación con las OSC como una asociación, esta relación en realidad es desigual y el gobierno demuestra poco aprecio por las opiniones y las preocupaciones de las OSC en el reasentamiento de refugiados.

...existe una desconexión cultural, absoluta y total entre las organizaciones de la sociedad civil como yo y el gobierno, una desconexión total en la cuestión de los refugiados. Tiene que haber un cambio en la forma en la que se redactan los contratos, un cambio en las relaciones y esto debe hacerse en igualdad de condiciones y como una verdadera asociación en el sentido real de la palabra. (Gerente de una OSC)

Los trabajadores de primera línea y los gerentes de las OSC reconocen que una relación contractual con el gobierno es la norma; sin embargo, también afirman que esta colaboración debe girar en torno a la finalidad principal de satisfacer las necesidades de todos los refugiados, entre los que se incluyen aquellas personas con visados temporales. Para asegurar que las OSC australianas reciban todo el apoyo en sus esfuerzos para reubicar a los nuevos refugiados sin comprometer los procesos bien establecidos del gobierno para la subcontratación de servicios de refugiados, se proponen las siguientes recomendaciones:

·       Los contratos del gobierno deben priorizar los requisitos de recursos de las OSC para cumplir con sus obligaciones de entrega de servicios a los refugiados.

·       El gobierno debe aprovechar la experiencia de las OSC en el reasentamiento de refugiados, más allá de las conversaciones con los gerentes de contrato, para promover perspectivas diferentes sobre la mejor manera de apoyar el reasentamiento de los refugiados.

·       Como las zonas rurales de Australia se están convirtiendo rápidamente en sitios clave de reasentamiento para los refugiados de Siria, las OSC que operan en estas áreas necesitarán mejores niveles de infraestructura y redes sociales para apoyar el reasentamiento de los refugiados.

La acción de mejorar la responsabilidad y los recursos permitidos para las OSC tiene el potencial de mejorar los resultados de los refugiados a medida que se instalan en una nueva tierra. Las relaciones respetuosas entre el gobierno y las OSC, una verdadera asociación, servirían para fortalecer las estrategias de reasentamiento de Australia.

 

 

Niro Kandasamy nkandasamy@student.unimelb.edu.au

Doctorando, Universidad de Melbourne; Funcionario de investigación social, Anglicare Victoria www.anglicarevic.org.au

Renuncia de responsabilidad
Las opiniones vertidas en los artículos de RMF no reflejan necesariamente la opinión de los editores o del RSC.
Derecho de copia
Cualquier material de RMF impreso o disponible en línea puede ser reproducido libremente, siempre y cuando se cite la fuente y la página web. Véase www.fmreview.org/es/derechos-de-autor para más detalles.

facebook logo Twitter logo RSS logo

Forced Migration Review
Refugee Studies Centre
Oxford Department of International Development
University of Oxford
3 Mansfield Road, Oxford OX1 3TB, UK
fmr@qeh.ox.ac.uk  +44 (0)1865 281700
skype: fmreview